Fotografía exterior del Parador de Ciudad Rodrigo.

Este mes hablamos de otro de los ámbitos de especialización de ENERO Arquitectura, la intervención en el Patrimonio.

ENERO Arquitectura cuenta con más de 76.000 m2 realizados en este ámbito, con obras tan significativas como la rehabilitación del histórico Palacio de las Torres Donlebún del siglo XVI. Para conocer más sobre este tipo de proyectos entrevistamos a Ana Armero, nuestra Directora de Proyectos especializada en este tipo de intervenciones para que comparta su conocimiento especializado.

Le preguntamos sobre las claves de este tipo de intervenciones en proyectos históricos además de los retos a los que se enfrenta ENERO Arquitectura en este ámbito.

 

La arquitecta y Directora de Proyectos de ENERO Arquitectura Ana Armero.

La arquitecta y Directora de Proyectos de ENERO Arquitectura Ana Armero. Fotografía de Patrice Capa.

 

Pregunta: ¿Cuándo empezó tu interés en la rehabilitación del Patrimonio histórico como arquitecta?

Mi proyecto final de carrera con el que conseguí el título de Arquitecta por la ETSAM se titulaba 56 viviendas para reHABITAR Lavapiés. Planteé un método para aumentar la densidad de los centros urbanos como Madrid mejorando las cualidades de las viviendas existentes. La intervención establecía un sistema para reubicar a los habitantes desalojados por las obras de mejora del tejido residencial en las cubiertas de los edificios. Esta acción evitaba que abandonaran el barrio. 

 

Utilicé la palabra rehabitar en un lugar de rehabilitación de manera intencionada. Considero que cuando rehabilitamos un edificio conseguimos que este recupere la habitabilidad y la capacidad de ser habitado de nuevo. Los edificios abandonados por su estado patológico consiguen una nueva vida recuperando y protegiendo todos los valores históricos y artísticos con los que fueron concebidos.

 

La manera de habitar que tenemos da sentido a los edificios. Si nos centramos en restaurar sin habitar el difícil mantenimiento les acabará condenando a nuevos procesos patológicos que aumentarán su deterioro en el futuro.

 

Pregunta: ¿Podrías hacer una breve recopilación de cuáles son los proyectos del estudio de intervenciones en patrimonio? ¿Cuál destacarías?

ENERO Arquitectura tiene una experiencia importante en la rehabilitación del patrimonio artístico de nuestro país, desde la rehabilitación del Palacio del Marqués de Santa Cruz hasta proyectos más recientes como el Parador de Olite. Este edificio de origen romano ocupa el ala más antigua del Palacio de los Reyes de Navarra. Fue ampliado en el siglo XV y constituye el ejemplo más importante del gótico civil de Navarra.

 

En el estudio llevamos a cabo proyectos de rehabilitación de edificios más recientes como el Parador de Jávea o el Parador de Segovia. Este edificio construido en 1973 mezcla los estilos brutalista y regionalista. La combinación de hormigón, ladrillo y cristal otorga una identidad distintiva y vanguardista a este clásico atemporal.

 

Fotografía exterior del Parador de Olite

Fotografía exterior del Parador de Olite. Imagen propiedad de Paradores.

 

Pregunta: ¿Con qué otros profesionales contáis en el equipo a la hora de plantear este tipo de proyectos?

Mi manera de enfrentarme a este tipo de proyectos es bastante horizontal. Un equipo multidisciplinar tanto interno como externo aborda el concurso desde las fases más tempranas en estos proyectos tan complejos. Durante las fases iniciales mantenemos un diálogo con arquitectos, aparejadores, ingenieros de instalaciones y estructuras, arqueólogos, historiadores y otros agentes. Este conocimiento nos permite afrontar el proceso de obra con la mochila llena de las mejores herramientas. Este proceso reducirá costes en obra, tiempos de ejecución e imprevistos para conseguir una planificación ajustada a las indicaciones de la propiedad.

 

 

Pregunta: ¿Qué papel juegan los materiales en los proyectos de intervención en el Patrimonio? ¿Qué importancia tiene la utilización tanto de materiales como de sistemas constructivos o estructuras de la época?

En la intervención en el Patrimonio una parte muy importante es conocer el estado patológico del edificio objeto de actuación. Para ello en ENERO Arquitectura realizamos un diagnóstico preciso, igual que un médico no receta sin estar seguro de la enfermedad. Realizamos pruebas diagnósticas ópticas y tomamos muestras para conseguir averiguar el motivo que está provocando las lesiones en el edificio.

 

El objetivo de ENERO Arquitectura es ser lo más respetuosos posibles con el edificio, conservando los materiales para intentar recuperar y poner en valor el proyecto original. Durante el proceso de obra colaboramos con artesanos locales que conozcan las técnicas para intervenir en este tipo de edificios. En el caso de la intervención del Parador de Ciudad Rodrigo, un castillo-alcázar del siglo XIV, contamos con un equipo de ebanistas de la zona para realizar la carpintería del proyecto. Colaboramos con estos profesionales en el diseño para conseguir el mejor resultado posible.

 

En el caso del Parador de Olite hemos averiguado la ubicación de las canteras donde se extrajo la piedra original del edificio para la reparación de los torreones y almenas del palacio. Esta piedra natural de Navarra se llama Ivori.

 

En el proyecto de la rehabilitación de una vivienda de indianos en Asturias colaboramos con un maestro calero Julio Barbero durante la fase de proyecto en la restauración de las fachadas. Esta colaboración nos ayudó a mejorar las condiciones térmicas de las mismas, reinterpretando los esgrafiados, molduras y revoco de cal de la vivienda original de principios de s. XX.

 

Fotografía del Parador de Ciudad Rodrigo.

Fotografía del Parador de Ciudad Rodrigo. Imagen cedida por Paradores.


Fotografía del Parador de Ciudad Rodrigo.

Fotografía del Parador de Ciudad Rodrigo. Imagen cedida por Paradores.


Fotografía del Parador de Ciudad Rodrigo.

Fotografía del Parador de Ciudad Rodrigo. Imagen cedida por Paradores.

 

Pregunta: En proyectos relevantes como en la rehabilitación del histórico Palacio de las Torres Donlebún tuvisteis que intervenir en un edificio del siglo XVI. ¿Cómo afecta esto a la hora de plantear tanto el proyecto como la ejecución de la obra?

No solo con la rehabilitación del Palacio de las Torres de Donlebún, sino también con las obras del Parador de Olite o Ciudad Rodrigo. En estos edificios históricos de los siglos XV y XIV realizamos labores de investigación en catálogos y archivos para conocer su historia. Los edificios sufren guerras que demuelen parte de los mismos, además de ampliaciones y cambios de uso y de dueño. Consideramos que investigar es una labor preciosa consistente en deshilar las pistas que nos llevan al edificio actual.

 

La palabra que define nuestra actuación siempre es respeto. Rehabilitamos desde el respeto para enfatizar y poner el valor el edificio original sin añadir ruido ni distorsión. Esto es muy importante. Mejoramos las condiciones térmicas, de accesibilidad, mejora y cumplimiento de las instalaciones y protección contra incendios y realizamos nuevas distribuciones interiores para dotar de nuevos usos a los edificios. La intención es que las intervenciones resulten invisibles ante el edificio original, siempre desde el máximo respeto y humildad.

 

Fotografía exterior de la rehabilitación del Palacio de las Torres de Donlebún.

Fotografía exterior de la rehabilitación del Palacio de las Torres de Donlebún.

 

Pregunta: ¿Crees que cuidar el Patrimonio Histórico nos diferencia?

Respecto a la importancia de nuestro patrimonio como algo que nos hace únicos quiero citar la reflexión del primer arquitecto chino ganador del Premio Pritzker, Wang Shu. En una conversación con Antxu Zabalbeascoa dijo lo siguiente sobre la destrucción de las tradiciones milenarias que la revolución causó en su país: “Hay dos tipos de arquitectos: los que parten del folio en blanco y construyen prácticamente lo mismo por todo el mundo y los que trabajan a partir de lo que existe, sea un lugar, un material o una tradición. Construyen con memoria además de con ideas. En la propia tradición ha habido mucho progreso, actualizándose continua pero lentamente”.

 

Para mí esta idea es muy importante. Tenemos la obligación moral como ciudadanos de contribuir a mantener nuestro patrimonio cultural y artístico para no perder nuestra memoria del lugar. La tradición nos enriquece como sociedad y nos hace individuales en este mundo globalizado. 

 

Pregunta: ¿Cómo es el futuro de ENERO Arquitectura en el ámbito de la rehabilitación patrimonial?

En el estudio estamos de enhorabuena porque acabamos de ganar el concurso para la reforma del Parador de Gredos, el primer Parador abierto en España en época de Alfonso XIII. Estamos en fase de proyecto para la reforma de la piscina interior y toda la zona de bienestar del Parador de Segovia. Tenemos también entre manos un proyecto muy personal, la rehabilitación de una vivienda de indianos de principios del s. XX de Asturias. Un proyecto de pequeña escala en el que tenemos muchas ganas de trabajar.

 

Dentro del estudio estamos promoviendo el conocimiento en diferentes áreas de innovación y especialización. Hemos incluido la rehabilitación de patrimonio como uno de los pilares importantes de este conocimiento inmaterial de ENERO Arquitectura. Como profesionales tenemos una responsabilidad con la sociedad para contribuir a la mejora de la cultura y el arte del patrimonio arquitectónico.