Hospital General Universitario de Collado Villalba

Arquitectura Hospitalaria

  • Hospitales

Funcionalidad, diseño e innovación para afrontar los nuevos retos de la salud.

En el año 2010 asumimos el encargo de proyectar y construir el Hospital General Universitario de Collado Villalba, con las máximas de construir un edificio de bajo impacto en el entorno natural de la Sierra Norte de Madrid y a la vez que promueva la salud de sus ocupantes ya sean pacientes o personal sanitario. Ambas características fueron impulsados y logradas gracias a la introducción de soluciones innovadoras. Y por ello ENERO recibió el Premio Design & Health International Academy (Highly Commended) en 2013.

 

Desarrollamos un edificio compacto, de 69.000 m², con la intención de contribuir en la mejora del paciente desde su entrada en el hospital, y de optimizar el flujo circulatorio de pacientes y profesionales. La distribución atiende a los diferentes circuitos y recorridos asistenciales en función de las necesidades (consultas médicas, pruebas diagnósticas, tratamiento u hospitalización) que ha de recibir cada uno de los pacientes, de modo que las áreas de admisión y consultas se sitúan en la entrada, y –en cambio– la zona de urgencias o los bloques quirúrgicos y de hospitalización se encuentra en su extremo opuesto. Entre esos dos polos se ubican asimismo las áreas de diagnóstico y tratamiento que dan servicio a las diferentes áreas.

 

El centro hospitalario está integrado por 140 habitaciones, 87 consultas y 9 quirófanos. Las distancias están calculadas con arreglo a una escala humana, con la intención de lograr la reducción de los tiempos de desplazamiento en su interior a la vez que se logra una separación de las estancias públicas y las privadas, lo que ha posibilitado una mejor gestión asistencial del paciente.

 

Uno de los objetivos principales de ENERO es el de facilitar la sosteniblidad de los hospitales, así como del sistema sanitario en su conjunto, y por ello proyectamos un edificio de bajo impacto medioambiental. La utilización de materiales locales y eficientes fue básica para aprovechar los valores intangibles del entorno, logrando al mismo tiempo una integración óptima con el paisaje, logro que repercute en última instancia en la mejora de la experiencia del paciente, sus familiares y de los profesionales del centro.

 

El edificio del hospital reproduce la sierra granítica del entorno, en un juego estético en el que a la piel dura se añade otra blanda, de mamparas de vidrio y lucernarios, para obtener un espacio interior ligero y transparente, protegido y mimetizado con el entorno por fuera. Las azoteas fueron diseñadas para crear una zona ajardinada y accesible donde los pacientes y sus familiares puedan disfrutar de un ambiente amable y del entorno natural.

 

El 86% del edificio aprovecha la luz natural, a la vez que apuesta por las energías renovables, consiguiendo un ahorro de hasta el 30% de energía y agua. Además se llevó a cabo la reutilización de materiales procedentes del movimiento de tierras, y la reforestación de más de 2.200 árboles de especies autóctonas, elementos que permiten calificar al Hospital General Universitario de Collado Villalba como una edificación donde la sostenibilidad y la humanización del espacio son prioritarios.

FECHA: 2013
LOCALIZACIÓN: Collado Villalba, Madrid