Hospital Quirónsalud Ciudad Real

Arquitectura Hospitalaria

  • Hospitales
  • I+D

La adaptación a las exigencias del siglo XXI.

En el año 2012 asumimos la reforma integral del centro sanitario preexistente en Ciudad Real, la conocida Clínica Coreysa. La principal premisa a la hora de abordar este proyecto fue la de dotar a la ciudad de un hospital del siglo XXI, conjugando diseño y tecnología, para poder ofrecer la mejor experiencia de paciente posible durante el proceso asistencial, y favoreciendo la sostenibilidad energética del edificio.

 

La realización de la reforma integral supuso la demolición del antiguo edificio, manteniendo únicamente la ubicación original de los núcleos de escaleras y de los ascensores, por lo que fue necesario el desarrollo de un concienzudo estudio previo para adaptarnos a las necesidades del presupuesto, optimizar el flujo de pacientes y familiares, y mejorar el ahorro energético del edificio. El centro sanitario tiene una superficie de 9.477 m², y alberga 4 quirófanos, 48 camas, hospital de día y UCI. En la planta baja se sitúan las nuevas consultas reformadas, ocupando la zona norte el vestíbulo, el área de admisión, el área de administración, así como la cafetería, el salón de actos, la biblioteca y una sala de culto. En la primera planta, en dirección sur, ubicamos la hospitalización, situando la zona de laboratorios al norte. En la planta semisótano, en la zona norte del edificio, se encuentran los servicios de Urgencias y Radiología, mientras en la zona sur se ubican los espacios de servicio de la clínica: almacenes, archivo de historiales clínicos, lavandería, farmacia, las cocinas, el mortuorio, etc. La segunda planta aloja el bloque quirúrgico al norte, y orientadas hacia el sur encontramos la UVI, el Área de Reanimación, el Hospital de Día y una pequeña área de hospitalización de corta estancia. Las plantas tercera y cuarta, donde se encuentra la hospitalización actual, también fueron reformadas.

 

El edificio se encuentra en una parcela de grandes dimensiones, por lo que se llevó a cabo la intervención en los espacios exteriores de la parcela para acondicionarlos adecuadamente. Además, en la parte sur de la parcela se ejecuta un edificio de instalaciones, donde se alberga la maquinaria necesaria para abastecer a todo el edificio.

 

El diseño de la fachada fue resuelto mediante una nueva piel, realizando el revestimiento de la fachada ventilada con un acabado cerámico para mejorar las prestaciones energéticas del edificio, prestando especial importancia al soleamiento de las diferentes áreas hospitalarias, así como modernizar la imagen del centro. La conjunción entre diseño y tecnología para alcanzar el máximo bienestar para el paciente y la sostenibilidad del edificio.

FECHA: 2012
LOCALIZACIÓN: Ciudad Real